16 ene. 2013

CROQUETAS DE RABO DE BUEY #diadelacroqueta


¡Buf! Madre mía que ganas de que llegara este día!!  es que somos  súper súper súper croqueteras. La que han liado Susana y la Niña, todo empezó con un inocente comentario en una fotografía, y poco a poco la bola se ha ido haciendo más y más grande... tanto que no solo tenemos un día dedicado a este  ilustre plato, además mis compis, Perse, Ro, Su,  Josinho y yo, damos el pistoletazo de salida a un nuevo blog, "El Club de la Croqueta", que poco a poco irá tomando forma. En principio nace con la intención de contar la vida y obras de nuestras amigas las croquetas, y lo mas importante de todo es que está abierto a todo aquel que quiera participar para hacernos participes de sus experiencias croqueteras. ¡Si hasta Javi que anda superliado estos días, ha encontrado un huequito y nos ha hecho el logo!


Las croquetas pueden ser de muchas formas, sabores y texturas,   todo se puede "croquetizar"... ¡hasta las hay dulces! Pero tal vez una de las razones por la que más se elaboran es como aprovechamiento de las sobras de la comida. Y eso mismo es lo que hicimos nosotras, aprovechando que había sobrado una cantidad más que suficiente de un guiso de rabo de buey que comimos durante la semana, hicimos estas ricas croquetas. Con las cantidades que os damos salen unas cuantas, pero no pasa nada, porque ya sabéis que se pueden congelar sin problema, que es lo hizo la Niña con las que no cocinamos ese día.

Tal vez el misterio de estas croquetas sea partir de un buen guiso, uno de esos que quitan el hipo y el resto es pan comido, limpiar los huesos del rabo, desmenuzar la carne y reservar la salsa. Os aseguro que si el rabo de buey como plato en la comida os gusta, sus croquetas como aperitivo os van a encantar, ¡menudo gustazo!



¿Listos para disfrutar de esta y otras muchas recetas y fotos de croquetas que encontraremos hoy por la red?, ahora es cuando vosotros decís "Sí, para unas croquetas siempre estamos listos!!"

¡Pues adelante!




-  200 gr. de carne de rabo de buey
-  80 gr. de harina
-  500 ml. de leche entera
-  200 ml. de la salsa desgrasada de hacer el rabo de buey
-  1 cucharadita de mantequilla
-  Media cebolla pequeña
-  3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
-  3 huevos
-  Pan rallado
-  Sal
-  Pimienta negra
-  Nuez moscada





  • Poner a calentar la leche junto con la salsa.
  • Desmenuzar la carne del rabo de buey y reservar.
  • Cortar la cebolla en trozos pequeños.
  • Echar aceite en una sartén, que cubra todo el fondo, y ponerlo a calentar junto con la mantequilla a fuego medio.
  • Una vez caliente, añadir la cebolla y dejar que se haga.
  • Cuando la cebolla esté transparente, añadir la harina tamizada,  dar vueltas con una cuchara de madera para que no se pegue y esperar unos minutos hasta que la harina se cocine.
  • Incorporar poco a poco la leche junto con la salsa, sin dejar de remover.
  • Añadir sal, pimienta y nuez moscada al gusto
  • Cocer hasta que la bechamel espese y sin dejar de remover  para que no se pegue.
  • Cuando la bechamel esté lista, añadir la carne y dar vueltas hasta que se integre.
  • Cuando la masa esté terminada, volcarla sobre un recipiente y dejar que enfríe. Una vez fría tapar y dejar en el frigorífico como mínimo un día.
  • Dar forma a las croquetas.
  • Pasar las croquetas por pan rallado, huevo y pan rallado.
  • Freír en aceite bien caliente, hasta que queden doradas y servir.

* Pueden hacerse también, si os es más fácil encontrarlo en la carnicería, de rabo de toro o de ternera.

* Con las cantidades que os damos quedan unas croquetas con bastantes tropezones, porque es así como nos gustan. Pero si sois de los que no os gusta encontraros los trozos de carne, tendréis que modificar las cantidad a vuestro gusto.

* Recordad que la bechamel está en su punto para poder ser retirada del fuego, cuando al darla vueltas con la cuchara ésta se despegue de las paredes de la sartén.



Mientras dejo a la Niña empuñando su espumadera, yo me voy "pitando" a ver todas esas ricas recetas que mis compañeros blogueros tienen preparadas.  


¡Nos vemos!




Besitos de Pimiento!! 

13 comentarios:

  1. Buffff! Pimientina! eso tiene que estar de muerte, eres muy muy croquetera eh? que ya lo veo yo por instagram...

    Jur jur jur, buen dia!

    ResponderEliminar
  2. Si señora, unas croquetas como dios manda. Mi nota: matricula de honor. je, je, Besitos!!

    ResponderEliminar
  3. que ricas por favor, es que las croquetas me pierden.
    a ver si aprendo a hacerlas y me apunto a vuestro club :)
    por ahora me quedo en tu blog como seguidora para no perderme lo que vayas publicando. besos!

    ResponderEliminar
  4. Seguro que te han quedado estupendas con los ingredientes que llevan se ven de lujo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Estupendas recetas, si parimos como dices de unos buenos ingredientes, no tiene porque salir mal todo lo contrario espectaculares. el rabo de toro me encantan.
    Preciosas coquetas,.
    Bss desde Almeria

    ResponderEliminar
  6. Bien, bien... rabo de buey, un clásico. Te han salido perfectas.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. De lo pequeño sale lo grande, jeje, sólo oleré a través de la pantalla y veré por el cristal cómo las degustáis, y aunque yo no pueda comer por ahora, me uno al grupo de los que nos encantan las croquetas, a mi me gustan mucho! y estás pintan muy muy bien.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. Menuda pinta más rica! Seguro que saben a croquetas de abuela!
    Me paso por el Club, como buena croquetera que soy ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Se ven jugositas. ¿Puedes creer que nunca he comido rabo?. Ni de toro ni de buey! Besos

    ResponderEliminar
  10. Y si encima sirves un pequeño recipiente con la salsa desgrasada para irlas mojando, todavía mejor!

    ResponderEliminar

Los comentarios dan vidilla al blog, además nos ayudan a mejorar, aclarar dudas y saber que os han parecido las recetas.

Asi que no lo dudes y deja el tuyo!!

La NIña Pimiento estará al otro lado para contestaros